Buscar

El Adviento de María


Este año, el cuarto domingo de Adviento nos presenta el evangelio de la Visitación. María, habiendo concebido a Jesús en el momento de la Anunciación, fue apresuradamente a la casa de su prima Isabel. Fue allí para ayudar a Isabel, ya que el ángel Gabriel le había dicho que Isabel también esperaba un hijo. Ese niño (Juan el Bautista) en el vientre de Isabel saltó de alegría al oír la voz de María, y María proclamó su Magnifica, un canto alegre de alabanza al Señor.


Así fue el Adviento de María: un tiempo para servir a los demás, llevar alegría (y llevar a Cristo) a los demás y cantar en oración alabanzas a Dios. ¡Qué hermoso ejemplo para nosotros! Durante esta última semana antes de la Navidad también podemos servir y ayudar a quienes necesitan nuestra ayuda; podemos llevar con gozo a Cristo a los demás; y podemos cantar en oración alabanzas a Dios. De todas estas formas, nos preparamos de una manera total para la venida de Jesús a nuestros corazones en esta época navideña.


Si hasta ahora sus prácticas de Adviento van bien, eso es genial. Si se ha quedado en el camino, no es demasiado tarde para volver a tomarlas para que la última semana antes de Navidad sea verdaderamente un tiempo sagrado. Cuanto más nos preparemos para Cristo durante el Adviento, más completamente tendremos a Cristo en Navidad; y cuanto más pongamos a Cristo en Navidad, experimentaremos más una auténtica y duradera alegría durante esta temporada y más allá.


Con Agradecimiento,



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es gratificante ver un aumento gradual, pero notable, de personas que asisten a Misa cada fin de semana. Sin duda, algunas son personas que estuvieron fuera durante los peores días de la pandemia pero

Durante las liturgias del Domingo de Ramos y del Viernes Santo, la asamblea tiene la oportunidad de ayudar a proclamar el Evangelio. Quizás esto se sienta extraño al repetir las palabras de la multitu

Es gratificante ver un aumento gradual, pero notable, de personas que asisten a Misa cada fin de semana. Sin duda, algunas son personas que estuvieron fuera durante los peores días de la pandemia pero