Buscar

Adviento


El 28 de noviembre comenzamos un nuevo año litúrgico en la Iglesia. (Este será un buen día para una “resolución de Año Nuevo”). La temporada de Adviento es un tiempo para prepararnos espiritualmente para la gran celebración de Navidad. A menudo hablamos del “espíritu de la Navidad” y es bueno que identifiquemos el verdadero espíritu de esta celebración. Pero no podemos disfrutar realmente del espíritu de la Navidad si no tenemos primero el espíritu del Adviento. Es un buen tiempo de preparación para el nacimiento de Cristo, para anhelar a Cristo y es una buena oportunidad de reflexionar en nuestra propia vida en esas cosas que más necesitan la presencia de Cristo. En cierto sentido, el Adviento representa la vida misma, ya que toda nuestra vida terrenal es una preperación para la vida eterna con Cristo.

Hay muchas formas de hacer de esta temporada una verdadera preparación para el Señor. Es posible que desee tener una corona de Adviento en su casa y encender la (s) vela (s) apropiada (s) cada noche durante la cena. (Espero que cenen juntos en familia). Puede considerar participar en la misa de lunes a viernes uno o más días. Donaciones a causas caritativas son particularmente apropiadas durante este tiempo, en este tiempo las necesi- dades de los pobres se sienten con más fuerza. Además, la parroquia estará repartiendo libros de meditación de Adviento en las misas del fin de semana; espero que se lleve uno y use el libro para la reflexión y la oración diaria.

La pandemia ciertamente ha aumentado nuestro sentido de nostalgia, nuestra necesidad de obtener ayuda del cielo. Esto es bueno. Entremos de lleno en el espíritu de Adviento, para que el espíritu de la Navidad encuentre su hogar en nosotros.


Con Agradecimiento



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es gratificante ver un aumento gradual, pero notable, de personas que asisten a Misa cada fin de semana. Sin duda, algunas son personas que estuvieron fuera durante los peores días de la pandemia pero

Durante las liturgias del Domingo de Ramos y del Viernes Santo, la asamblea tiene la oportunidad de ayudar a proclamar el Evangelio. Quizás esto se sienta extraño al repetir las palabras de la multitu

Es gratificante ver un aumento gradual, pero notable, de personas que asisten a Misa cada fin de semana. Sin duda, algunas son personas que estuvieron fuera durante los peores días de la pandemia pero